Lalibela


    La magnitud de los trabajos realizados y los resultados estéticos conseguidos en Lalibela son tan impresionantes que es dificil encontrar a alguien que diga que no mereciò la pena el viaje. La tradición oral ha venido atribuyendo todo el trabajo a la época del rey Lalibela pero esas tradiciones no tienen respaldo histórico. Actualmente los arqueólogos consideran que el tiempo empleado en oradar la roca de las 11 iglesias abarca unos cinco siglos. Hay tambien evidencias de que algunas iglesias no fueron diseñadas con ese fin sino como edificios de uso civil. Lalibela es además un lugar de culto cristiano y bien puede ser el destino singular más interesante de Etiopía.


Las iglesias excavadas del Tigray


    Uno de los atractivos de esta ruta son los monasterios excavados en roca que datan entre los siglos IX y XV siendo algunos de ellos precursores de los de Lalibela. En este muestra podreís ver seis de estas iglesias, algunos de sus interiores y otras fotos que muestran su integración en el paisaje del Tigray. En la foto de arriba la iglesia de Medhane Alem Kesho datada en el siglo XI que cautiva por la gracia de la fachada y su mimetismo con la roca.


Debre Damo

    Debre Damo es una montaña plana en su cima totalmente rodeada de paredes verticales que la han convertido en el monasterio fortaleza más famoso de Etiopia. Ni el caudillo musulman Mohamed El Grangn pudo saquearla por lo que se conserva su patrimonio artístico intacto. Jugó además un papel importante en aquella guerra pues los portugueses almacenaron aqui una parte importante de su armamento y munición que resultaría decisiva en la batalla final en la que mataron y derrotaron a El Grangn. En su parte superior sigue en funcionamiento una monasterio fundado en el siglo V por uno de los nueve santos, Abuna Aregawi al que se le representa tradicionalmente subiendo al monasterio enroscado en una serpiente.


Aksum


Campo principal de estelas en Aksum


Gondar

    Gondar representa el poder imperial de la Etiopía cristiana. Fundada hacia 1635 por Fasílides continuó siendo la capital del imperio durante doscientos años. El legado más visible de esta época son las construcciones de piedra sobre todo palacios, puentes e iglesias. El estilo de estos edificios tiene influencias portuguesas, indias, árabes y aksumitas. Los maestros constructores eran portugueses que tenian su base en la India y venian acompañados por canteros de aquel pais. Entre todas las construcciones de esta época destaca el recinto imperial de Gondar donde sobresale el palacio de Fasilides, el primero de los edificios construídos.


Las cataratas de Tis Isat

    Las cataratas de Tis Isat (fuego humeante) es situadas en el curso del Nilo Azul a unos 28 kilómetros de Bahar Dahar y siguen siendo el espectáculo natural más fascinante de Etiopia. Estaban consideradas como las más impresionantes de Africa junto con las cataratas Victoria en el río Zambezi hasta que en la década de 1960 empezaron a construir sucesivamente tres centrales hidroeléctricas que han terminado limitando el espectáculo al final de la época de lluvias. La foto linka con un artículo sobre las cataratas e incluye material gráfico actual.


Otras fotos de esta ruta


Mercado semanal en Woldya





Ruta 4: Addis Abeba - Lalibela - Makelle - Adigrat - Aksum - Gondar - Bahar Dahar - Addis Abeba

Duración: 6 -12 días                                                                   por carretera


    La ruta 4 recorre todo el norte de Etiopía encontrándose a su paso con muchos puntos de interés como lo son las ciudades de Lalibela, Aksum, Gondar y Bahar Dahar. Atraviesa la región del Tigray con su paisaje rocoso y rojizo y sus iglesias esculpidas en roca desparramadas por toda la región. Entre Aksum y Gondar el recorrido atraviesa el río Takeze y pasa al lado de las montañas Siemen que son las más altas de Etiopia. Esta ruta tiene además un valor paisajístico notable y los escenarios sorprendentes se suceden como las montañas singulares de Adua, las formaciones escarpadas de Geralta y las llanuras fértiles de Wollo y Ghojam. Casi todo el recorrido trascurre entre los 2.000 y 3.000 metros pero desciende bruscamente hasta los 1.200 metros cuando atraviesa el Nilo Azul en el puente nuevo que separa las históricas provincias de Ghojam y Shoa.

    El viaje comienza en Addis Abeba para dirigirse al noreste donde a 130 kilómetros de la capital nos encontraremos con Debre Berham situada a 2.840 metros de altitud y a pesar de haber sido capital del imperio etíope en el siglo XV no quedan restos de su pasado histórico. Más al norte nos encontramos con las ciudades de Kambolcha y Dessie que están situadas en un buen lugar para pernoctar si venimos de Addis Abeba. Dessie está mejor comunicada y Kambolcha tiene mejores hoteles. Entre ambas ciudades transcurre un carretera que sube un desnivel importante desde los 1.800 metros de Kambolcha hasta los 2.500 de Dessie. Para ir a Lalibela en transporte público es mejor pernoctar en Dessie pues desde aquí tenemos autobús diario a primera hora de la mañana.


Praderas de Lasta, la provincia que rodea a Lalibela

    A treinta kilómetros al norte de Dessie nos encontramos con Hayk (lago) otro lugar historico donde se encuentra un famoso monasterio en las orillas del lago fundado en el siglo XIII que conserva un manuscrito de los cuatro evangelios datado en el año 1280. La carretera continúa hasta la población de Woldya, situada en el cruce de caminos en direccion norte-sur y oeste, que es la que nos llevará hacia Lalibela. En la columna de la izquierda de esta misma página encontrareís un link a un artículo sobre Lalibela.

    Para continuar el viaje desde la Libela tenemos dos opciones. Una es continuar hacia el norte en el camino que nos llevará a Makelle pasando por Sekota. Esta es la primera opción para los que hagan la ruta en vehículo propio pues evitamos desandar el camino que nos trajo a Lalibela a la vez que conocemos un paisaje muy bonito salpicado por pequeños poblados de esta región de Lasta. Para los que van en transporte público tambien es un opción posible esta ruta por Sekota pues hay camiones que hacen el recorrido Lalibela - Sekota. Utilizando el autobús hay que volver a Woldya para desde allí continuar el viaje hacia Makelle.


Mercado de Wukro

    De Makelle seguimos la ruta hacia el norte donde esta la ciudad de Adigrat, la segunda en importancia del Tigray. En el camino pasamos por Wukro centro de visita de los monasterios esculpidos en roca que estan esparcidos por varias áreas de las que destaca el valle Geralta que además de los monasterios tiene un paisaje natural espectacular. La información sobre la región del Tigray la teneís en la ruta 3 y también teneís un enlace a los monasterios en la columna izquierda de esta misma página. Entre Adigrat y Aksum tenemos un paisaje peculiar con montañas puntiagudas aisladas especialmente en los alrededores de Adua. En esta carretera esta tambien el cruce para el monasterio más famoso de Etiopia, Debre Damo.

    Entre Aksum y Gondar entramos en una zona que no se pasa en ninguna de las otras rutas descritas en este sitio. A unos 30 kilómetros de Aksum nos encontramos con Shire, un ciudad en expansión con varios hoteles nuevos pero que no parece tener más interés que el de ser un importante centro de comunicaciones. A unos 40 kilómetros de Shire se cruza el río Takesse un tributario del Nilo Azul que fluye por su cuenta hasta Sudan y que ha sido la barrera histórica entre las provincias de Siemen - .Bagemder y Tigray. El río Takeze ha sido también escenario de importantes batallas como la que libraron los musulmanes de El Gragn con los etíopes y portugeses en 1542 donde los mosqueteros portugueses quedaron reducidos a 200, la mitad de los que empezaron la batalla. Otra batalla importante se libró en este lugar durante la invasión italiana en 1936.


Tigray, montañas de Adua

    Después de cruzar el río Takezze la carretera se dirige a Mariam Semret desde donde se empiezan a divisar los escarpadas montañas Siemen por su lado más espectacular. La carretera continúa hasta Adi Arkay un buen sitio para pernoctar y disfrutar del escenario de las Siemen. En Adi Arkay hay al menos un hotel aceptable, el Takezze, otra vez el nombre del río. De Adi Arkay el camino va atravesando al menos tres valles que hay que bajar y subir otras tantas veces por un paisaje escénico muy bonito en el que tendremos como fondo las escarpadas cumbres de las Siemen. Despues del tercero de los ríos que cruzamos la carretera empieza a subir constantemente en un sinfín de curvas hasta llegar a Debark, la población donde estan las oficinas del Parque Nacional de las Montañas Siemen. Aquí se puede organizar un trekking de varios días o una visita en 4x4 que puede durar un día o dos. Si se viaja en transporte público se puede alquilar un 4x4 en las oficinas del parque o compartir alguno que tenga plazas libres aunque esta opción no esta asegurada.

    De Debark a Gondar hay ya una carretera asfaltada en buen estado por lo que se tarda poco más de una hora en hacer el trayecto de 120 kilómetros. Después de pasar la población de Ksoye hay un punto desde donde se ve una vista panorámica de las Siemen que puede ser espectacular si la atmósfera esta limpia y son visibles las lejanas montañas de las cercanías de Adi Arkay.

    De Gondar ya hemos hablado en las rutas 1 y 2. Y desde allí hasta Addis Abeba el recorrido coincide con el de la ruta 1. Lo normal es parar un día en Gondar y entre dos y tres días en Bahar Dahar. Tambien se tiene la opción de conectar Gondar con Bahar utilizando el ferry que sale de Gorgora los miércoles por la mañana y llega a Bahar Dahar el jueves al mediodía, esto es en el sentido contrario al descrito en la ruta 1. De Bahar Dahar a Addis Abeba se puede hacer cómodamente en un día pues ya la carratera esta toda ella asfaltada. Hay además, autobuses de largo recorrido tanto desde Bahar Dahar como desde Gondar que no paran por el camino a recoger más viajeros.

    Esta ruta es muy larga, muy ineresante y puede ser abordada de multiples maneras. El mejor medio de transporte para realizarla es el vehículo propio que nos permite parar y organizar el viaje a nuestro ritmo. Ya se ha dicho que un gran atractivo de esta ruta si no el mayor, es el recorrer la geografía del altiplano etíope que tiene un valor paisajístico muy notable. El transporte público tambien es una opción válida, tiene su gracia y encanto pero el realizar toda la ruta en este medio puede resultar duro para más de uno. Hay otra posibilidad que merece la pena tenerla en cuenta si se quiere realizar todo este recorrido. Es el de utilizar el transporte aéreo en algunos tramos y completarlo con el transporte público por carrtera en otros. Por ejemplo, empezar con el trayecto Addis Abeba - Lalibela utilizando el avión. Luego seguir por la ruta aquí señalada recorriendo todo el Tigray y la región de las montañas Siemen en transporte público hasta llegar a Bahar Dahar donde podemos terminar el viaje cogiendo de nuevo el avión o un autobús de largo recorrido.


Paisaje de Gojjam en las cercanías de Debre Markos




© 2013 ethiopiko.org