Las cataratas de Tis Isat y el puente de Alata

    A principios de la década de 1960, Alan Moorehead describió las cataratas del Tis Isat: "como el mayor espectáculo que puede ofrecer tanto el Nilo Azul como el Nilo Blanco y solo pueden ser comparadas en todo el Africa con las cataratas Victoria en el río Zambezi". Fue en la década de 1960 cuando se iniciaron los trabajos para la construcción de una central hidroeléctrica que aprovecharía el salto natural del agua del río. Así, en 1964 entraba en funcionamiento la primera de las centrales, Tis Abay I que producía 11MW/hora y que apenas afectó al caudal de agua que caía por las cataratas. Pero en la segunda mitad de la década de 1990 se construyó una presa para proveer a la segunda de las centrales, Tis Abay II, con una potencia de 100MW/hora que entró en funcionamiento en 2001. Entonces se hizo ya evidente el impacto negativo de la central en el caudal que saltaba por las cataratas. Recientemente, en mayo de 2010 se inaguraba la tercera de las centrales que formaba parte del proyecto Tana-Beles con una producción eléctrica de 460MW/hora y la irrigación de 140.000 hectáreas de campos de cultivo. .


Fotografía del 14 de septiembre de 2013. Desde que entró en funcionamiento la central de Tis Abay II no es fácil de ver tanta agua cayendo por las cataratas.

    A partir de la apertura de la segunda central el espectáculo del salto de agua en las cataratas se limitaba al final de la época de lluvias, esto es entre la primera quincena de septiembre y la primera de octubre. Y aún en esta época la cantidad de agua que cae no es la que solía antes de la apertura de las centrales. Además, en esta época de lluvias el agua va arrastrando tierra a su paso por lo que el color que presenta suele ser arcilloso como se puede ver en la foto de la cabecera de esta página. En la oficina turística de las cataratas dicen que la mejor época para visitar las mismas es a principios de octubre pues el agua viene ya más clara.

    Los jesuitas Jerónimo Lobo y Pedro Páez visitaron el lugar a principios del siglo XVII y el primero las describía como "una de las mas bellas del mundo" aunque ignoramos a cuantas cataratas pudo haber tenido acceso Jerónimo Lobo en aquella época. Pedro Páez por su parte escribía que en invierno el agua se levanta en el aire como el humo y puede ser vista desde muy lejos. El nombre en amárico de las cataratas también hace referencia al humo pues Tis Isat se traduce por fuego humeante. Por otra parte toda el área anterior a las cataratas incluído el poblado tiene en amárico el nombre de Tis Abay, que se traduce por Nilo (Abay) humeante (Tis) y parece, según fuentes locales consultadas, que hace referencia a la neblina que se forma en esta zona del río cuando el agua que se dispersa por la ribera entra en contacto con la tierra caliente y se condensa.


Fotografía del 31 de agosto de 2005. Sorprende la poca cantidad de agua que cae estando ya hacia el final de la época de lluvias.

    Para llegar al lugar donde se sitúan las cataratas se puede utilizar el transporte público pues hay autobuses regulares que salen desde Bahar Dahar a partir de las 7 de la mañana. El trayecto es de 28 kilómetros y dura como una hora y cuarto pues la carretera es de tierra y además el autobús para muchas veces. Una vez en Tis Abay la última parada del autobús os dejará muy cerca del "Blue Nile Tourist Information Centre" que son las oficinas de las cataratas donde hay que comprar el ticket para la visita. El precio es en 2014 de 50 birr para turistas extranjeros y 10 birr para turistas etíopes y extranjeros residentes. Esta oficina ofrece un trato muy cordial y aunque os ofrecerán los serviciós de los guías, os darán información suficiente si os decidís a hacer el recorrido por vuestra cuenta. El servicio de guía cuesta 75 birr en 2014 para un recorrido de hasta dos horas pero no es realmente necesario. Además, los guias acostumbran a imponer su ritmo y en este lugar es preferible que cada cual marque su propio ritmo para detenerse cuantas veces se quiera y disfrutar con el espectáculo visual y acústico de la caída de las aguas. Ahora bien, si queremos salir de la senda marcada para las visitas y sacar fotos con prespectiva aérea desde las laderas del monte Kachura situado enfrente de las cataratas, entonces es mejor ir acompañado con un guía oficial pues la zona esta vigilada por soldados que suelen impedir la salida de la senda.

    Para visitar las cataratas se puede hacer en una ruta circular que empieza y termina en el poblado de Tis Abay. Toda ruta circular se puede abordar en dos sentidos pero en este caso se recomienda hacerlo en sentido contrario a las agujas del reloj pues de esta manera impresiona más el primer contacto visual con las cataratas. El recorrido empieza en las oficinas donde se compra el ticket y alli os dirán en que dirección teneís que dejar el poblado de Tis Abay, esto es hacia el sur. Después de unos 500 metros se coge la pista que va hacia la central eléctrica que a los pocos metros de cogerla cruza el puente sobre el canal. Este canal es de unos 17 metros de ancho y 30 metros de profundidad y absorbe el 90% del agua del Nilo Azul en la época seca. Lo cruzamos y seguimos otros 500 metros hasta llegar a un lugar donde veremos a la izquierda tres o cuatro cabañas alguna de las cuales sirve como bar y cafetería. En este punto dejamos la pista que va a la central subimos un poco hasta las cabañas y de allí tomamos una senda descendente que nos llevará después de 150 metros hasta el puente de Alata.


Puente de Alata, puente de los portugueses o puente de los huevos. Obserbese el ángulo obtuso que forma y que esta en dirección a la corriente del Nilo Azul.

    El puente cruza el Nilo Azul un kilómetro después de su descenso por las cataratas. Recibe el nombre del torrente Alata tributario del Nilo en la base de las mismas. Al puente tambien se le conoce como puente de los portugueses y tiene un tercer nombre, enkulal deldiye (puente de los huevos) que hace referencia a las claras de huevo de avestruz utilizadas en la argamasa junto con harina de trigo y lava volcánica. El puente presenta una caracteristica arquitectónica peculiar pues esta trazado formando un ángulo obtuso cuyo vértice apunta al sentido de la corriente.

   Fue construido por orden del emperador Susenios como lo atestigua el jesuita Almeida en 1626 y se tiene constancia histórica de que Susenyos mandó a un cantero indio para dirigir las obras. Sin embargo la población local lo atribuye a Fasilides seguramente por la mala reputación que adquirió Susenyos tras el desastroso final con que acabó su conversión al catolicismo. El puente fue durante tres siglos uno de los pocos accesos seguros para curzar el Nilo en esta área y fue muy utilizado en la ruta comercial que conectaba la provincia de Ghojam en el lado sur del puente con la provincia de Begemder en su lado norte.

   A los 150 metros de cruzar el puente hay que dejar el camino principal que sigue paralelo al río y coger una senda que va para la izquierda y para arriba que atraviesa enseguida una pequeña aldea. El camino es en este tramo es inclinado pero pronto llegaremos a ver el espectáculo de la caída del agua si es que estamos en la época adecuada. El guía de la oficina nos dijo que en aquel momento (foto alargada de arriba) caían 5.000 metros cúbicos por segundo, dato que es evidentemente dificil de valorar pues uno no sabe si eso es mucho o es poca cosa. - Y cuantos metros cubicos caerían si no estuviese el canal que lleva el agua a la central? - Pues el doble, o sea, 10.000 metros cúbicos por segundo.


Puente colgante sobre el río Alata tributario del Nilo en la parte baja de las cataratas.

    Justo después de divisar las cataratas la senda continúa por su parte más espectacular pues transcurre paralela a las mismas por unos 400 metros. Es un buen sitio para pararse y ver como transitan los campesinos amaharas camino del mercado. Despúes, la senda atraviesa por encima de un puente colgante la pequeña garganta del ría Alata hasta llegar a las proximidades de la cascada principal donde hay unas cabañas que venden refrescos y café. En este punto después de descansar y disfrutar el entorno tendremos que decidir si volver al poblado de Tis Abay desandando lo andado o continuando el circuito circular por la derecha del Nilo Azul y cruzando el río en barca. A veces la senda que nos lleva hasta la barca puede estar impracticable si ha llovido mucho en los últimos días.

    Un buen día para acercarse a Tis Abay y Tis Isat es el sábado que es cuando tiene lugar el animado mercado semanal donde las mujeres amaharas de los alrededores visten a la manera tradicional y se adornan con las monedas corrientes de la primera mitad del siglo XX, los dólares Maria Teressa.

    - A ver, antes de terminar, una pregunta que no todos podemos ir a Bahar Dahar al final de la época de lluvias, ¿merece la pena acercarse hasta allí cuando el agua que cae por las cataratas es poca cosa?

    - Pues depende. El lugar es un muy bonito y muy adecuado para pasar medio día al aire libre. Si en Bahar no teneís nada más interesante para hacer el viaje hasta Tis Isat puede ser una bonita excursión en la que además podeís cruzar el Nilo Azul en barca.

    - Y el ver semejante accidente geográfico tan manipulado y con tan poca agua no produce una sensación de tristeza?           - ¿No decian que iban a dirigir los domingos el agua hacia las cataratas para atraer el turismo?

    - Pues si, se ha oído el rumor pero no creo que tenga mucho fundamento. Etiopia, a pesar del potencial hidroelécrico que tiene, produce una cantidad de electricidad per capita muy pequeña por lo que toda la electricidad generada es necesaria y mucha más si la hubiese.


Mujeres amaharas con sus dólares Maria Teressa colgando del cuello en el mercado de Tis Abay

    - Pero creo que están cronstruyendo varias presas en estos momentos. A lo mejor cuando entren en funcionamiento podrán liberar la central de las cataratas del Tis Isat, no puede ser?

    - La verdad, lo vemos muy difícil porque las cifras de producción y consumo eléctrico en Etiopia son muy bajas. En internet se pueden ver artículos como el que dice que "mi frigorifico consume 9 veces (459 kw/año) más electricidad que un etíope (52 kw/año)". Y son datos del 2010 o sea de antes de ayer. No se consume más por que no hay más. Es verdad que hay un plan de construcción de presas y entre ellas hay una de gran capacidad, la llamada Gran Presa del Renacimiento Etíope cerca de la frontera de Sudan, que va a producir 6.000 MW/hora.

    - Y cuando la superpresa del renacimiento etíope entre en funcionamiento ya habrá suficiente electricidad en Etiopía, no?

    - Seguro que no, que todavía estaremos lejos de producir una cantidad de energía acorde con estos tiempos de consumo eléctrico. Cuando la presa en cuestión esté construida, o sea en 2018, la producción eléctrica etíope sera de 12.000 MW/hora que es poca cosa para un pais que se esta acercando a los 100.millones de habitantes con un crecimiento neto de la población del 2,7%. Por ejemplo en España en 2005 se consumieron 268.000 MW/hora. O sea 25 veces mas que la supuesta produccion eléctrica etíope en el 2018. Y la población es ya más que el doble.

    - Pero eso sí que es un problema no? Lo del crecimiento de la población, digo.

    - Por supuesto que lo es, conjuntamente con la falta de energía renovable. Todavia el 70% de la energia consumida es biológica o sea leña y carbón vegetal y su uso exclusivo es para cocinar. Este uso constante y desiquilibrado de la leña tiene un terrible impacto en la deforestacion y en la erosión del suelo. O sea que la cosa pinta mal. No hay electricidad suficiente y los bosques se están acabando.

    - Pues nada, que el futuro se ve difícil en términos energéticos. Que nos conformaremos con poder ver la caída del agua por las cataratas en el mes de Meskerem ( del 11 de septiembre al 10 de octubre).


Fotografía del 20 de septiembre de 2014. Se puede obserbar que aunque el agua no es tan abundante está más limpia que en las dos fotos alargadas de arriba. El sábado es además un buen día para visitar las cataratas pues el sendero transitan muchos habitantes de la zona que se dirigen al mercado semanal de Tis Abay.

© 2014 ethiopiko.org